Mi experiencia trabajando a cambio de alojamiento en Australia

Si quieres vivir y viajar por Australia durante unos meses, o si has conseguido una visa Working Holiday, igual te estás planteando trabajar a cambio de alojamiento o hacer algún voluntariado que te permita ahorrar dinero y hacer que tus ahorros duren lo máximo posible en este país maravilloso.

Cuando planeaba mi propio viaje a Australia, una de las opciones que me planteaba era la de trabajar en hostels o albergues a cambio de alojamiento. Sabía que existían oportunidades para hacerlo, aunque lo veía como algo muy abstracto. ¿Cómo se consigue? ¿Será difícil? ¿En qué tipo de hostels lo harán? ¿Merece la pena hacerlo cuando tienes un visado que también te permite trabajar?

En este post te voy a contar mis distintas experiencias trabajando a cambio de alojamiento en varios hostels de Australia, intentando responder a todas esas preguntas que me hacía yo antes de vivirlo.

Y sí, también te contaré qué hice para vivir en Sidney gastando solo unos $500 al mes! Son menos de 350€. Mirando atrás me parece una auténtica locura, no solo gastaba muy poco sino que además estaba ahorrando unos $1000 a la semana.

>> ¿Qué es una Working Holiday? Mi experiencia en Australia y Nueva Zelanda

MI PRIMER VOLUNTARIADO EN AUSTRALIA

Cuando estás todavía lejos de tu destino solo tienes una opción para encontrar oportunidades: internet. Puedes mirar webs que ofrecen voluntariados, grupos de Facebook, redes sociales de empresas que te interesen… Y así es como conseguí mi primer voluntariado en Hervey Bay, un pueblito de Queensland.

Hasta entonces vivía en Gold Coast, pero quería mudarme más al norte (donde hiciera menos frío, pues era invierno) y empezar otra aventura por mi cuenta. No tenía mucho dinero, así que me puse a buscar en Workaway oportunidades de voluntariado. Me llamó la atención una oferta para hacer housekeeping en un hostel de Hervey Bay, un lugar del que no sabía nada realmente. Pagué la suscripción a la plataforma y mandé un mensaje a la dueña, que no tardó mucho en responderme. A los pocos días estaba allí, lista para un nuevo comienzo.

Era un albergue pequeñito en una localidad playera tranquila, que muy pronto se sintió como hogar. Había otras dos voluntarias, y entre las tres nos encargábamos de la limpieza de habitaciones y zonas comunes. En principio trabajábamos 2 horas al día, todos los días de la semana. Un total de 14 horas para cubrir el coste de alojamiento de la semana, la lavandería y el uso de bicicletas para movernos por ahí.

A los pocos días de empezar, conseguí también trabajo por las tardes en un restaurante, donde trabajaba unas 20 horas a la semana (lo máximo que me permitía mi visado de estudiante). Y así estuve unos 3 meses, hasta que llegó el momento de tomar nuevas decisiones respecto a mi visado y mi viaje.

PÁGINAS WEB PARA BUSCAR OPORTUNIDADES DE VOLUNTARIADO

  • Workaway. Suscripción anual. Solo hace falta registrarse para aplicar, puedes mirar todas las ofertas sin pagar nada en su web.

  • Worldpackers. Igual que Workaway, mira aquí.

  • Grupos de Facebook. Me uniría a grupos tipo “work for accommodation Australia”, “backpacker jobs in Sidney”, “latinos en Sidney”… (me los he inventado, pero se entiende la idea).

Hervey Bay, silhouette of dock on sea during sunset in Australia
Hervey Bay, silhouette of dock on sea during sunset in Australia

Muelle en la playa de Hervey Bay

TRABAJAR EN LA RECEPCIÓN DE UN HOSTEL EN SIDNEY (y cómo viví allí por $500 al mes)

Tras decidir que quería prolongar mi estancia en Australia, me enfrentaba a un problema: para pedir otro visado tenía que renovarme el pasaporte. Y en ese momento, solo era posible en la embajada de Sidney. Así que cogí mi mochila, me subí al coche de una chica brasileña majísima que contacté por Facebook, y llegué a la gran ciudad dispuesta a vivir nuevas aventuras.

Fui directa al Elephant Backpackers, el hostel en el que estaba trabajando una amiga a la que había conocido en mis primeros días en Australia. Había reservado una sola noche, pensando en reservar más si al llegar me gustaba (no tenía muy buenas reviews y la verdad, no me fiaba).

Bueno, ¡pues me encantó el ambiente! A la mañana siguiente bajé a recepción dispuesta a reservar más noches, y se me ocurrió preguntar si necesitaban gente para hacer work for accommodation. ¿Te puedes creer que el manager me dijo que estaba esperando que le hiciera esa pregunta? Así como lo lees, a los dos días empecé como recepcionista.

El acuerdo aquí era el siguiente: trabajaba 2 turnos de 8 horas a la semana en recepción, y a cambio obtenía alojamiento en una habitación compartida, desayuno todas las mañanas y uso gratuito de la lavandería. Eran bastantes más horas que las que necesitaría para cubrir el precio del alquiler, pero el tipo de trabajo lo compensaba: era fácil, podía estar haciendo cosas en mi propio ordenador cuando no había clientes y siempre había alguien alrededor para charlar. La mesa de recepción era el centro neurálgico de la vida social del hostel, allí nunca te ibas a aburrir.

Otros trabajos que pueden ofrecer los hostels a cambio de alojamiento son: encargados del desayuno, housekeepers, limpiadores de zonas comunes, encargado de redes sociales… cada uno con sus horarios y tareas.

Fotografía aérea de Sidney Harbour
Fotografía aérea de Sidney Harbour

Sidney Harbour

Así es como reduje a cero mi gasto en alojamiento, incluyendo desayuno y lavandería. En una situación normal, esa habitación de hostel me habría costado al menos $120 a la semana, comprar desayuno básico en el supermercado $10 y la lavandería $4. Y por ejemplo una habitación privada en un apartamento habrían sido unos $200 o más por semana.

¿Pero qué más hice para gastar solo unos $500 al mes mientras vivía allí? La respuesta corta es: trabajar mucho y tener poco tiempo libre. Empecé simultáneamente dos trabajos, uno por las mañanas en una cafetería y otro por las noches en un restaurante español. Resulta que en el primero me daban el almuerzo y en el segundo podía pedirme cada día dos tapas para cenar, así que los días que trabajaba no tenía que cocinar.

Vivía muy cerca del centro y podía llegar caminando a ambos trabajos, por lo que no gastaba dinero en transporte. Con todo esto, al final solo gastaba dinero en ocio: comer por ahí, ir a la playa, hacer barbacoas, compras, alguna escapada fuera de la ciudad… tampoco gastaba mucho en salir de fiesta porque la fiesta estaba en el propio hostel! Very convenient.

TRABAJAR UNAS HORAS A LA SEMANA MIENTRAS BUSCABA TRABAJO EN BROOME

La última vez que trabajé a cambio de alojamiento en un hostel fue al llegar a Broome, tras mi roadtrip por el centro de Australia. Al contrario que en Sidney, donde mi objetivo era trabajar y ahorrar lo máximo posible, en Broome quería disfrutar. No tenía prisa por encontrar trabajo, y en mis primeros días en el hostel me enteré de que estaban buscando a alguien para hacer unas pocas horas de limpieza a la semana. Me ofrecí a ayudar mientras encontraban a alguien, pero diciéndoles desde un principio que sería por poco tiempo: hasta que encontrara trabajo o hasta que ellos encontraran a otra persona.

Estuve unas dos semanas haciendo entre una y dos horas de limpieza de zonas comunes al día. Aquí el “pago” funcionaba diferente a mis otras experiencias. Por cada hora trabajada, acumulaba $25 que luego se me descontaban de mi pago semanal de la renta. Es decir, es como si me estuvieran pagando por hora con cupones para alojamiento. ¡Mucho mejor que en los otros sitios!

Fue un acuerdo muy bueno, así estuve unos días más “de vacaciones” sin preocuparme por el gasto en alojamiento (que en ese hostel era bastante caro además).

>> Uno de mis lugares favoritos en Australia: James Price Point, cerca de Broome.

Voluntariado en Broome, Western Australia
Voluntariado en Broome, Western Australia

James Price Point, un lugar increíble cerca de Broome

QUÉ ME GUSTA DEL TRABAJO A CAMBIO DE ALOJAMIENTO

  • Es flexible. No hay (en general) contratos rígidos, todo se basa en un acuerdo entre el host y la persona que va a ayudar. Por tanto se pueden adaptar los horarios, los días libres, puedes intercambiar tus turnos con otros voluntarios… todo se puede hablar y adaptar.

  • No hay presión. Precisamente porque no es un trabajo, no tiene la misma carga mental que “ir a trabajar”. Siempre y cuando cumplas tu parte del trato y seas responsable, puedes tomártelo con calma.

  • Trabajas en el mismo sitio en el que vives, por lo que no tienes que preocuparte por desplazamientos ni el tiempo que ello consume. Puedes despertarte 5 minutos antes de tu hora de inicio y llegarás a tiempo.

  • Sirve para complementar un trabajo de menos horas. Si te gustaría trabajar más horas, compensar el gasto de alojamiento haciendo algo así puede ser muy buena opción (más cómodo que buscar un segundo trabajo).

  • Conoces a otros viajeros con tus mismos intereses.

Mural en Byron Bay, un pintoresco pueblo de Australia
Mural en Byron Bay, un pintoresco pueblo de Australia

Mural en Byron Bay, un pueblo con mucho encanto de Australia.

MIS EXPERIENCIAS NEGATIVAS TRABAJANDO POR ALOJAMIENTO

  • Trabajar más de lo que debería. En mi primera experiencia, hubo semanas en las que trabajé bastantes más horas de las establecidas. Esto me quemó un poco, aunque he de decir que los dueños del hostel me lo agradecieron pagándome algo de dinero extra por mi ayuda.

  • No tener días libres. Aunque trabajes pocas horas cada día, creo que es importante tener algún día 100% libre para desconectar.

Realmente esto ha sido lo único negativo, y son situaciones que se arreglan hablando con tus anfitriones y llegando a un acuerdo. Recuerda que tú les estás ayudando, es un intercambio beneficioso para ambos y así debe mantenerse. Si sientes que se aprovechan de ti o si simplemente no hay buen ambiente, cuanto antes busques otra cosa mejor.

¿RECOMIENDO TRABAJAR A CAMBIO DE ALOJAMIENTO EN AUSTRALIA?

En base a mi experiencia, puedo decir que sí recomiendo trabajar a cambio de alojamiento en hostels en Australia. Es algo muy común, que probablemente se haga en la mayoría de albergues del país. Por tanto, no va a ser tan complicado encontrar un hostel en el que trabajar si es lo que quieres.

¿Cuándo lo recomiendo? Si quieres complementar tu salario pero sin la presión extra de tener un segundo trabajo, o si por ejemplo buscas algo relajado para lo que no se necesite saber mucho inglés. No es la mejor opción si lo que quieres es ganar y ahorrar el máximo dinero posible, puesto que normalmente se hacen más horas de las que serían necesarias para pagar el alquiler.

¡Espero que este post haya despejado algunas de tus dudas! Si no, siempre puedes escribirme :)

>> Requisitos para obtener el visado de turista para viajar a Australia

Te puede interesar