10 consejos para sobrevivir a tu primer vuelo con escalas

TIPS

La primera vez que tuve que viajar en un vuelo con escalas tenía infinitas dudas sobre cómo iba a ir la cosa. Estaba nerviosa por si el tiempo entre vuelo y vuelo no era suficiente, qué pasaba con las maletas facturadas, por qué me pedían hacer el check in en el aeropuerto, no sabía si fiarme del todo de la página a través de la cual hice la reserva... En definitiva, que no me quedé tranquila hasta llegar a San Francisco; mi destino final.

En este post pretendo ponerme en la piel de una persona que tiene por delante su primer vuelo con escalas, resolviendo las dudas que yo misma tenía en su momento y dando además algún consejo extra que a mí también me habría venido bien saber.

ELIGIENDO LA RUTA

1. Cuantas menos escalas, mejor

Si podemos elegir entre hacer una escala más o una menos, la única razón para elegir hacer más es que salga más barato. Vigila cuál es la diferencia y, si no es mucha, ¡quita escalas! Piensa que si no, los 20€ que te ahorras inicialmente los gastas luego comprando comida en los aeropuertos. Por ejemplo, yo volé a San Francisco haciendo escala en Múnich y en Chicago por 292€ ida y vuelta en Semana Santa. El precio estaba muy muy bien, pero si por 40€ más nos hubiéramos ahorrado una parada, visto a posteriori lo habría preferido. Además ahora hay más vuelos directos desde España a Estados Unidos, si ese es tu destino, aprovéchalos.

2. Elegir bien qué compañía gestiona tu viaje

Cuando miramos vuelos en Skyscanner, muchas veces la opción más barata no procede de la página oficial de ninguna aerolínea, sobre todo si tienen escalas. Esto nos puede hacer desconfiar, pero en general son seguras. Lo único que puede pasar (y pasa) es que algunas de ellas añaden una tarifa de servicio al precio que se te había mostrado previamente, que puede ser de hasta 50€. Si voy a reservar con alguna de ellas, yo suelo buscar primero información en su web, ya que si te van a cobrar de más aparecerá en sus condiciones. Otra cosa que hago es buscar el nombre de la página si no la conozco + opinión, por ejemplo “Travelgenio opinión”. Aquí hay que saber filtrar un poco las respuestas, ya que en general son apocalípticas. La gente suele dejar su opinión sólo si ha tenido algún problema, sea o no culpa de la compañía en cuestión. Pero si muchos comentarios hablaran de que es una estafa, pues no se mira más.

Como recomendación, si la diferencia entre reservar con la aerolínea directamente o con alguna de estas páginas no es mucha, hazlo con la aerolínea y te evitas dolores de cabeza. Aunque he de decir que esa primera vez reservé con la web Mytrip.com y no hubo ningún problema.

Atardecer en Munich
Atardecer en Munich

Una escala en Munich

3. Vigilar el tiempo entre escalas

A veces, las páginas de reserva de vuelos te van a sugerir opciones que no son muy convenientes, con escalas muy cortas o muy largas. Por ejemplo, yo nunca cogería una escala de menos de una hora. Igual te daría tiempo, pero la preocupación por si llegarás o no, para mí, no merece la pena. Piensa que es muy fácil que los aviones se retrasen, o que al llegar al aeropuerto tengas que ir de una terminal a otra. Y aunque las compañías deben darte una solución -otro vuelo- si te ofrecen una combinación y luego pasa algo y no llegas, es mejor ahorrarse la posible “pelea”. Para mí, mínimo dos horas de escala para ir tranquila.

Y luego está el caso contrario, escalas demasiado largas. Si son más de 8 horas, podrías aprovechar para hacer una visita rápida a la ciudad. Habría que mirar la distancia del aeropuerto al destino para ver si merece la pena. Hay aeropuertos, como el de Singapur, que ofrecen facilidades para ello: disponen de un bus turístico que sale del aeropuerto y da una vuelta por la capital, ¡además es gratuito!

4. Aprovechar la escala para visitar otro destino

Si dispones de tiempo suficiente, algo que yo hago es alargar mis escalas. Por ejemplo, en ese viaje a San Francisco, podría haber decidido quedarme en Chicago un par de días para conocer la ciudad. Así no solo visitas un lugar más, sino que el viaje se hace menos pesado. Eso sí, tendrás que mirar y reservar los vuelos por separado, con fechas distintas.

Chicago LED
Chicago LED

Escala en Chicago

ANTES DE VIAJAR

5. Comprueba las políticas de equipaje

Con las aerolíneas de hoy en día ya no se puede dar por hecho qué equipaje incluyen, así que no olvides comprobarlo. Tanto equipaje de cabina como equipaje facturado. Comprueba los kilos y número de bultos que puedes llevar en cabina para organizar bien tu equipaje, especialmente si viajas con distintas aerolíneas. Una vez lo tengas claro, ya puedes empezar a pensar qué cosas tienen que ir contigo en el avión.

Asegúrate también de saber qué pasa con tu equipaje facturado durante tu viaje: ¿te lo llevan directamente a destino? ¿O tienes que encargarte de recogerlo en la escala y facturarlo en el siguiente avión? Lo común es que no tengas que preocuparte por ello, pero si no está claro, no está de más preguntar en el mostrador de facturación para evitar sorpresas.

6. Comida y bebida en el avión

¿Sabes si tu vuelo incluye alguna comida? Encontrarás esta información en tu confirmación de reserva del vuelo. Algunas aerolíneas tienen la comida incluida para todos sus pasajeros, mientras que en otras es algo que tendrás que reservar a parte, pagando un dinero extra. Haz una lista de las comidas que vas a recibir para planificar si deberías llevar algún snack o incluso algún bocadillo, ¡pues tanto en los aviones como en los aeropuertos la comida es muy cara!

Además, yo siempre llevo una botella de agua reutilizable. Pero asegúrate de vaciarla antes de pasar el control de equipaje en el aeropuerto (puedes hacerlo en el baño) o podrían quedársela.

TIP: Si llegado el momento de pasar el control te das cuenta de que llevas algo que no estás seguro de si está permitido, déjalo en la mochila como si no lo supieras. La mayor parte de las veces no te dicen nada.

7. ¿Qué llevar en el bolso, además de unas bragas?

Hay ciertas cosas que es conveniente llevar contigo en la cabina del avión, especialmente en vuelos con escalas. Y sí, una de ellas es un recambio de ropa interior. Puedes usarlo si pasas muchas horas de viaje, pero el motivo importante es para tener algo más de ropa interior en caso de que tu maleta facturada no llegue contigo a destino. ¡Mejor ir preparado!

Otras cosas que llevar en tu equipaje de cabina:

  • Una sudadera o jersey de abrigo por si hace más frío en el avión u aeropuerto.

  • Entretenimiento: libro, tablet, mini juego de mesa… lo que quieras.

  • Cargador para el móvil o batería portátil.

  • Auriculares con cancelación de ruido para el avión.

  • Antifaz para dormir y tapónese para los oídos.

  • Cepillo de dientes, crema hidratante, cacao, desodorante y algo de maquillaje.

  • Botella de agua y snacks.

  • Tu documentación importante.

bolsa de mano
bolsa de mano

Tu bolsa de mano en el avión

DURANTE EL VIAJE

8. Si dudas, pregunta

Esto parece obvio pero vale la pena destacarlo: si no sabes qué hacer, hacia dónde dirigirte, dónde está el baño… ¡pregunta sin miedo!

Si el idioma es un problema, aprovéchate de la tecnología. Utiliza el traductor de Google, usa gestos… al final el que quiere comunicarse lo consigue, no tengas vergüenza. Además, el personal de aviones y aeropuertos está allí para ayudarte, y estarán más que acostumbrados a comunicarse con gente que no habla su idioma.

9. Cómo encontrar el mejor lugar del aeropuerto para echar una siesta

Si tienes una escala larga en mitad de la noche, igual quieres dormir un ratito. Hay aeropuertos que son horribles, y otros que tienen zonas tranquilas y sofás muy cómodos. ¿Lo mejor para encontrarlos? Buscar en internet antes de salir de casa cuál es la mejor zona de ese aeropuerto para dormir. Y si tienes suerte, alguien habrá compartido sus trucos online.

Recuerda tener controladas tus pertenencias y ponerte una alarma para no perder tu próximo vuelo.

AL LLEGAR A DESTINO

10. ¿Qué pasa si me pierden la maleta en un vuelo con escalas?

El año 2022 fue un caos absoluto en cuanto a maletas perdidas y abandonadas en aeropuertos de todo el mundo.

Si una aerolínea pierde tu maleta, lo más importante es que pongas inmediatamente una reclamación en la misma zona de recogida de maletas del aeropuerto en el que estés. Luego, toca esperar. No te agobies llamando a teléfonos que nunca te atienden ni mandando emails que no serán respondidos. Puedes intentarlo, pero en principio solo te contactarán cuando encuentren tu maleta (o te la mandarán directamente a casa). Una vez la recuperes, o pasados 21 días si no te ha llegado, contacta con una empresa que se encargue de pedir por ti la indemnización que te corresponda.

Si tu maleta se pierde o se retrasa en tu lugar de destino de vacaciones, el seguro de viaje se encargará de sufragar los gastos de artículos de primera necesidad que tengas que comprar (hasta el límite establecido en la póliza). Si no sabes qué seguro contratar para tus viajes, yo siempre recomiendo los de Mondo. ¡Échales un vistazo!

>> La empresa que está gestionando la indemnización que me corresponde por mi maleta perdida es reclamaciondevuelos.com. No puedo hablar aún de mi experiencia, puesto que es un proceso largo, pero es la compañía que más me convenció de las que contacté inicialmente (algunas ni me respondieron).

¡Y hasta aquí los consejos para sobrevivir a tu primer vuelo con escalas! Espero que los pongas en práctica y, sobre todo, que vayas tranquilo sabiendo que estás preparado para cualquier situación. ¡Buen viaje!

Te puede interesar