Cómo alquilar un billete de avión de salida de un país: 3 TRUCOS!

TIPS

Ha llegado el momento. Por primera vez, voy a viajar sin billete de vuelta, con flexibilidad total y sin planear prácticamente nada con antelación. Esa falta de planificación es lo que más me entusiasma, pero supone un problema: para entrar en uno de los países que quiero visitar (Australia), necesito enseñar la prueba de que tengo un billete de salida del país. Y no lo tengo (ni lo quiero tener, esa es la magia!)

¿Qué opciones hay cuando queremos entrar a un país que exige billete de salida, pero no sabemos cuándo nos vamos a ir? Si estás leyendo esto, es probable que te encuentres también en esta situación y tengas las mismas dudas que yo. Tras mucho investigar, en este post te cuento qué se puede hacer.

¿POR QUÉ NECESITO UN BILLETE DE SALIDA?

Hay ciertos países que exigen que enseñes un billete de transporte (no importa si es de avión, tren, bus...) hacia otro destino en el momento de hacer el check-in en el aeropuerto para volar al mismo. Esto es así para demostrar que no tienes intención de quedarte a vivir allí sin una visa adecuada y que la falta de dinero no sea una excusa para no poder abandonar el país.

Estas normas tienen su sentido, pero no son nada convenientes para muchos viajeros que, como yo, no siempre saben cuáles van a ser sus próximos pasos. Siempre y cuando no tengamos intención de, por ejemplo, saltarnos los días permitidos de nuestros visados de turista (lo cual puede llevar a grandes multas), podemos utilizar una serie de trucos de forma responsable.

¿PARA QUÉ PAÍSES NECESITO UN BILLETE DE SALIDA?

No he encontrado una lista fiable de todos ellos, pero puedo nombrar unos cuantos países para los que SÍ O SÍ vas a necesitar un billete de salida si llegas en avión: Australia, Nueva Zelanda, Costa Rica, China, Filipinas, India, Indonesia, Japón, Malasia, Sri Lanka, Tailandia...

Si viajas a otros, ¡infórmate bien! Pero no te preocupes, porque incluso si te pilla desprevenido, se puede solucionar en el momento sin comprar un billete a cualquier sitio (evitando dejarte un buen dinero sin sentido, cosa que nadie quiere cuando está viajando).

>> Si estás leyendo este post seguro que viajas a un destino para el que necesitas seguro de viaje. El que yo uso y recomiendo es Mondo, es de lo mejor en calidad-precio. Accede desde este link y conseguirás un 5% de descuento directo.

templo en Tailandia
templo en Tailandia

Si viajas a Tailandia en avión necesitarás un billete de salida del país

¿QUÉ HACER SI NO QUIERO COMPRAR AÚN MI BILLETE DE SALIDA PORQUE NO HE PLANEADO QUÉ HACER DESPUÉS?

La primera opción (la obvia) es planificar un poco más tu aventura y tomar una decisión respecto a dónde y cuándo quieres viajar después, y comprar el billete. Seguramente hacer esto tampoco sea el fin del mundo, aún así puedes tener una experiencia excelente, pero no es lo que querías escuchar aquí, ¿verdad? Venga, veamos las otras posibilidades.

NOTA: Esto son simplemente opciones que he encontrado. Si decides llevar alguna de ellas a cabo es bajo tu propia responsabilidad, ¿ok? Vale, ahora sí.

1. Reservar un vuelo reembolsable

¡Sí, existen! Hasta hace poco pensaba que era imposible cancelar la compra de un vuelo y que te devolvieran el dinero (en algunas aerolíneas es posible pagando un extra que no te reembolsan), pero he descubierto cómo hacerlo.

¿Cómo reservar un vuelo reembolsable? ¡Con Expedia.com! Atención, porque al buscar esta página en Google aparece expedia.es, y lo que quieres es EXPEDIA.COM.

Si buscas un vuelo en esta página, rápidamente aparecerán varias opciones. No todas ofrecen cancelación gratuita durante 24 horas, en general esta opción no estará disponible para aerolíneas de bajo coste.

Vuelos con cancelación gratuita en Expedia.com
Vuelos con cancelación gratuita en Expedia.com

Para saber si un vuelo podrá cancelarse o no, tienes que hacer clic en el que te interese y darle a “continue” en el pop up que se abrirá a la derecha de la pantalla.

Esto te llevará a una página como esta de aquí abajo. Debajo del “check out” es donde aparecerá el mensaje de cancelación gratuita si Expedia lo ofrece para ese vuelo. Si no, vuelve atrás y mira otro vuelo de distinta compañía.

Si decides continuar, llegas a una pantalla como esta en la que te vuelven a decir que tienes cancelación gratuita durante las 24 horas siguientes a completar la reserva. Fíjate en que esté ese mensaje verde.

Y listo, si ya has encontrado un vuelo con este mensaje y terminas la compra, podrás cancelarlo GRATIS durante las siguientes 24 horas. (Si no te aclaras con el inglés puedes poner la página en español desde el botón de idioma arriba a la derecha.)

Lo que yo haría es reservar el vuelo justo antes de ir al aeropuerto (o en el propio aeropuerto si sabes con seguridad que allí vas a tener internet o wifi), para que las 24 horas no empiecen a contar demasiado pronto. También está la opción de no reservarlo a no ser que te lo pidan. En ese caso puedes decir que no hay problema, que no te habías dado cuenta pero que lo compras ahí mismo. Lo reservas con Expedia.com, enseñas la confirmación, y listo. Eso sí, si no sabes con seguridad si vas a tener internet, yo no me arriesgaría.

Una vez atravieses la puerta de embarque, o justo tras pasar los controles de inmigración si los hay en tu destino (por si acaso), ya puedes cancelarlo. ¡Que no se te olvide!

2. Alquilar un billete de salida

Esto puede sonar un poco raro, pero hay páginas de internet en las que puedes alquilar un ticket de avión por unas horas, pagando un precio simbólico. Esta opción es interesante si temes que se te olvide cancelar el billete de avión en 24 horas, o que no vayas a encontrar wifi en el país de destino para hacerlo.

>> Para asegurarte de que tienes internet en el destino siempre puedes comprar una tarjeta eSIM desde casa, al menos para los primeros días. Yo recomiendo utilizar Airalo; aquí tienes más información y un descuento.

Hay varias páginas que ofrecen este servicio de alquiler de billetes, las más baratas cuestan en torno a 10€. Lo bueno es que con esta opción evitas el pago de una gran cantidad de dinero (que aunque sabes que te lo van a devolver, a mí al menos me pone un poco nerviosa). Si hay tantas páginas para alquilar billetes, digo yo que estará “bien” hacerlo, ¿no?

Una de estas webs que me han recomendado para alquilar un billete de avión es OnwardFly.com. Está dirigida a nómadas digitales que van haciendo planes sobre la marcha, pero cualquiera puede utilizar sus servicios.

Actualmente ofrecen dos opciones para alquilar tu billete: 24 horas por $9.99 o 48 horas por $16.99. Te cobra en dólares americanos, por lo que recomiendo utilizar una tarjeta que no te cobre comisiones por pagar en moneda no euro, como la Revolut.

En su página web está todo muy bien explicado, desde aquí puedes acceder a su sección de Preguntas Frecuentes.

templo en Japón
templo en Japón

Necesitas un billete de salida para viajar a Japón

3. Comprar el billete más barato

Si no estás cómodo con ninguna de las opciones anteriores, creo que solo te queda comprar de verdad un billete. Si vas a hacer esto, al menos asegúrate de que estás comprando lo más barato. Intenta estimar más o menos en qué fechas y dónde viajarás, y busca la opción más barata en Skyscanner si vas a volar (usando la opción de ir a “Cualquier Lugar”), o en Omio para buses y trenes. Puede que haya compañías de tren o bus en el destino que permitan anular los billetes, pero tendrás que comprobar las políticas de cada una de ellas para viajes internacionales.

Visto lo visto, mi plan es alquilar un vuelo con OnwardFly en el aeropuerto de Singapur (desde donde vuelo a Australia), que por lo que sé tiene buen wifi. Por si acaso (porque yo precavida ante todo), buscaré uno barato en las fechas en las que planeo ir a Nueva Zelanda. ¡Sígueme en Instagram si quieres ver en directo si me funciona este truco! Cuando lo pruebe, completaré este post con el resultado de mi experiencia.

Hasta entonces,

¡nos vemos por ahí!

Te puede interesar